Cine de Megacentro: una real pesadilla

DSC_9127 - rt

 

El pasado viernes 2 de diciembre  me dijo @solangeperezm con cara risueña que si quería ver Twilight Saga: Breaking Dawn y le dije que ok porque igual tenemos desde el 19 de octubre sin televisión y una salidita los dos al cine no caía nada mal.

Todo eso mientras nos dirigiamos a la casa, entonces al llegar le hicimos algo de coro a Max y arrancamos para el cine de Coral Mall que para nuestra sorpresa tenia la película pero doblada al español en las dos salas habilitadas. Pues nada ahí mismo nos enteramos que en el cine de Megacentro la tenían en ingles pero si queríamos llegar a tiempo tendríamos que literalmente salir volando para alla!

Llegamos justo a tiempo para el inicio de la película y nos sentamos inmediatamente en la fila que quedaba frente a la puerta que tenían dos asientos libres y para sorpresa de nosotros el conversatorio que tenían armado no paraba aunque la película tenia como 10 minutos rodando. Entonces cuando pensé que se habían cansado pasa algo en la película y en lugar de la normal reacción inmediata que se termina en un instante, teníamos en la fila de atrás a cuatro críticos de los Oscar criticando todo en cuanto pasaba en la película.

Peor aun al final de nuestra fila teníamos una inconsciente con un bebe pequeño llorando por todos los efectos de sonido de la película, y uno se pregunta que le pasa a la gente por la cabeza cuando decide irse al cine con un bebe de meses? Si no tiene con quien dejarlo entonces lamentablemente no vaya al cine a dañarle la película a los demás y mucho menos a someter a su hijo a semejante escándalo.

Yo se que al cine va todo tipo de público pero hay que mantener reglas de comportamiento mínimo en un lugar público, porque si usted quiere disfrutar la película y dejar que los otros también la disfruten hay que por lo menos atender a la película y dejar el escándalo. Tampoco digo que con una escena de acción uno se quede inmutado sin expresar asombro pero que no pase de un par de segundos, porque si uno se dedica a hacer un escándalo de 5 minutos por cada vez que sale James Bond de abajo del agua con esmoquin y peinado entonces al final te pierdes la película.

Le llamamos la atención a los escandalosos que a su vez genero más desorden y con mucho trabajo bajaron el tono pero nunca dejaron de hablar. A mi lado tenia a dos comadres que en lugar de disfrutar la película por la que pagaron se dedicaron a ponerse la día con todos los chismes del trabajo, la universidad y el barrio. Les digo cortesmente que hagan silencio y ni caso me hicieron a lo que unos minutos mas tarde hizo que se ganaran una grosería de este humilde mortal y no volvieron a abrir la boca hasta los créditos.

Pero lo que cerró con broche de oro fue a un empleado de Caribbean Cinemas llamado Ivan Camilo que se unió al desorden voceando “Eyyy taba bueno el desrizado!!!!”, osea que el que se supone debe poner orden fue el que mas duro estaba voceandole a la película. Cuando salgo de la película lo llamo para reclamarle su comportamiento lo que me dice es que “por que no me dijiste para mandarlos a callar” como si tengo que venir yo a decirle lo que tiene que hacer en su trabajo, hable con la administración del cine pero no puso cara de que me estaba haciendo caso.

Gracias a una amiga conseguí el teléfono de alguien de Caribbean Cinemas para quejarme y aunque me dio la razón si me recalco que en este país por la falta de educación y sobretodo en un cine “popular” como el de Megacentro es complicado controlar a la gente porque simplemente no vienen educados de su casa.

Es lamentable que este tipo de comportamiento se convierta en la regla y no la excepción en nuestro país que simplemente no nos da la gana de sentarnos civilizadamente a disfrutar una película en paz como la gente. Pero los cines también tienen que establecer las reglas del juego porque al final los perjudicados solo serán ellos porque cuando la gente deje de ir al cine y mejor prefiera disfrutar la película en la comodidad de su sala con su LCD de 50 pulgadas con home theater, entonces el cine dejará de ser negocio. Una buena campaña de concientización al cliente de que si entra a ver la película acepta las reglas del juego.

 

Puede ser algo tan simple como:

  1. Al entrar a nuestras salas de cine usted acepta incondicionalmente todas las reglas de comportamiento aquí descritas.
  2. No se permite el uso de celulares dentro de la sala, si toma fotos, hacer llamadas, hablas durante la película o cualquier tipo de molestia será invitado a abandonar la sala sin derecho a reembolso monetario alguno.
  3. Queda terminantemente prohibido llevar bebé a películas de acción o con alto volumen, no maltrate a su bebe de esa forma.
  4. No tirar basura

Ven que fácil es? Miren aca una lista más detallada que escribió mi esposa Solange Pérez después de aquella funesta visita al cine.

 

En lugar de avanzar como sociedad, da pena que esto es literalmente una selva llena de animales bípedos sin el menor respeto a las reglas básicas que hacen que una sociedad funcione. 

Did you like this? Share it:
0 comments
Subscribe to Blog via Email

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Suscribete!

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Subscribe in a reader

Sponsored Links
Sponsored Links
Recent Media

My Latest photos

    Twitpic
    Archives